Los riesgos del aumento mamario

Con el fin de minimizar las posibilidades de complicaciones de tu cirugía de aumento mamario, es importante que elijas un cirujano plástico con las credenciales (certificaciones que avalan el profesionalismo y conocimiento del médico) y la experiencia adecuada. Durante tu consulta, el médico te preguntará acerca de tu historial médico y cualquier condición existente que tengas para determinar si eres buena candidata para someterte a ésta cirugía, o al contrario si creyera que sería un riesgo para ti. Además, asegúrate de que tu médico responda a cualquier pregunta que tengas que te sientas completamente cómoda con el procedimiento antes de decidir si en verdad quieres proceder.

Tu médico te preguntará acerca de tu historial médico y cualquier condición existente que tengas para determinar si eres buena candidata para someterte a ésta cirugía, o al contrario si creyera que sería un riesgo para ti.
Tu médico te preguntará acerca de tu historial médico y cualquier condición existente que tengas para determinar si eres buena candidata para someterte a ésta cirugía, o al contrario si creyera que sería un riesgo para ti.

Es importante que los implantes que se utilizan sean conocidos no solamente por su calidad, formas y texturas, sino también por ser muy seguros y que hayan sido testeados por la FDA que garantiza que la prótesis es de la más alta calidad, como los implantes Natrelle, Mentor o Sientra. Aunque el riesgo que puede significar, someterse a una mamoplastía de aumento, ha sido el foco de atención en algunos medios, la tasa de satisfacción entre los pacientes que se han sometido a un aumento mamario, se encuentra por encima del 90%.

Las complicaciones postoperatorias

Existen diversas complicaciones que podrían ocurrir después de una cirugía. Las más comunes son contracción capsular, “rippling” (ondulaciones), infecciones, hematomas, entumecimiento o sensibilidad, desplazamiento o ruptura del implante.