A qué riesgos y complicaciones me expongo si me someto a un aumento mamario? Parte 1

Si bien los procedimientos, el “expertise” y los implantes mamarios de excelente calidad que se fabrican son de mucha confianza, siempre hay un riesgo a que aparezcan complicaciones postoperatorias. Las diversas complicaciones que podrían ocurrir después de la cirugía varían en gravedad, osea, que algunas son más importantes y determinantes que otras. Existe la posibilidad de que algunas mujeres tengan que someterse a una cirugía adicional en algún momento de sus vidas debido a diversas complicaciones que detallaremos a continuación.

Las diversas complicaciones que podrían ocurrir después de la cirugía varían en gravedad, osea, que algunas son más importantes y determinantes que otras.
Las diversas complicaciones que podrían ocurrir después de la cirugía varían en gravedad, osea, que algunas son más importantes y determinantes que otras.

Ondulaciones

Las ondulaciones ocurren cuando el implante mamario está arrugado o plegado, haciendo que la mama se vea distorsionada sobre la superficie. Con el fin de evitar las ondulaciones, tu cirujano puede sugerir un implante de gel de silicona para que la sustancia dentro del implante sea menos propenso a deformarse. Recientemente, Allergan acaba de lanzar al mercado un nuevo tipo de relleno en sus implantes Natrelle INSPIRA que es altamente cohesivo, lo que significa que el gel tiene una consistencia “gomosa” que mantiene su forma y no se deja exprimir como otros geles de silicona.

Si notaras un hundimiento en tus implantes, por lo general en la parte externa y a lo largo de la parte inferior de la mama, podrías estar experimentando ondulaciones (“rippling” en inglés) y deberías ir a ver al cirujano de inmediato para ver cómo tratarlo.

Infección

Una infección podría ocurrir después de cualquier tipo de cirugía, y la cirugía de aumento mamario no es la excepción. Si un paciente que se sometió a un aumento de mamas, experimenta fiebre o nota que sus mamas se ven algo rojizas, blandas o inflamadas, podría ser consecuencia de una infección. Con el fin de evitar la infección, se recomienda no sumergirse en el agua ya que las incisiones todavía están sanando. Tampoco uses lociones, desodorantes o cualquier otro irritante cerca de la ubicación de la incisión. Si ocurriese una infección, sería entre una a seis semanas, después de la operación y podría causar el inicio de la contractura capsular. Si detectas una infección, debes acudir a tu médico, pues es posible que te prescriba antibióticos o incluso te recomiende remover el implante hasta que la infección se haya ido, dependiendo de la gravedad de la infección y cuál sea el caso.

 

SIGUIENTE PÁGINA >>