Guía femenina para el aumento del busto

Desde empezar a preguntarte e imaginar cómo se vería tu cuerpo con un busto más grande hasta realizar una consulta con un profesional y luego hacerte un aumento mamario, existe un proceso de aprendizaje y de asimilación de muchas cuestiones que te preparan para que puedas tomar una decisión que puede cambiar tu vida. Y si no sabes por dónde empezar, no te desesperes, pues estás en el lugar correcto mi querida amiga. Porque en ésta guía entenderás las distintas etapas que irás experimentando cuando decidas realizarte el aumento mamario.

Al plantearte la posibilidad de aumentarte el busto, existe un proceso de aprendizaje y de asimilación de muchas cuestiones que te preparan para que puedas tomar una decisión que puede cambiar tu vida.
Al plantearte la posibilidad de aumentarte el busto, existe un proceso de aprendizaje y de asimilación de muchas cuestiones que te preparan para que puedas tomar una decisión que puede cambiar tu vida.

Antes de realizarte el aumento mamario

Luego de una o dos consultas con tu médico y decidir qué tipo de implante mamario es el ideal para ti, podremos empezar a hablar de la marca del implante. A la hora de utilizar una marca de prótesis mamaria, sugerimos que elijas aquellas que proveen buenas garantías (por ejemplo, la línea de implantes Natrelle ofrece garantía de por vida y por si eso fuera poco, está avalada por la FDA) y tengas recomendaciones de personas que las hayan utilizado.

Antes de realizarte este procedimiento, se te pedirá que evites tomar aspirinas o medicamentos antiinflamatorios durante un período de diez días antes del aumento mamario, ya que estos medicamentos cambian la consistencia de la sangre y eso hace que la cirugía sea más peligrosa. Además, si sueles fumar, deja el cigarrillo al menos 2 meses antes del procedimiento, ya que fumar retrasará el proceso de recuperación y cicatrización.

Ten con antelación cualquier prescripción médica que fueras a necesitar luego de la cirugía. El día de la cirugía, utiliza ropa suelta que se pueda quitar y reemplazar fácilmente. Es importante (e ideal) que arregles con un conocido o un pariente cercano para que te lleve a casa después de la cirugía y permanezca contigo desde 24 a 72 horas mientras te recuperas. Recuerda que éstas son solo pautas generales, y que lo más importante es que tu cirujano sepa bien tu historial médico, tus necesidades personales y sigue sus instrucciones preoperatorias, y tu aumento mamario irá super bien! Si quieres continuar leyendo la guía, haz click aquí!