Qué tamaño de implante deberías elegir?

Entre tantos tipos de implantes y tamaños, la combinación de posibilidades es inmensa, pero todo se reduce a unas pocas opciones, cuando sabes la forma del busto y silueta que deseas tener.

Pero una vez que hayas decidido hacerte el aumento de mamas ¿Cómo sabes qué tamaño de implante es mejor para ti? ¿Más grande siempre es mejor? Las respuestas dependerán de tu anatomía y tus metas, pero tener una idea clara de cuan grande deseas tener tus mamas, es un buen punto de partida. Luego de despejar todas las dudas con tu cirujano, decidirás junto a el cual será la mejor opción a elegir. Pero antes, debes tener en cuenta algunos factores.

Entre tantos tipos de implantes y tamaños, la combinación de posibilidades es inmensa, pero todo se reduce a unas pocas opciones, cuando sabes la forma del busto y silueta que deseas tener.
Entre tantos tipos de implantes y tamaños, la combinación de posibilidades es inmensa, pero todo se reduce a unas pocas opciones, cuando sabes la forma del busto y silueta que deseas tener.

Opciones de implantes

No hay un solo tamaño para todos los implantes. Más bien, hay diferentes tipos de implantes que vienen en varios tamaños. En general, los implantes pueden ser de solución salina (agua salada) o gel de silicona. Ambos están disponibles por varias marcas y cada uno tiene su propio conjunto de ventajas y desventajas. Los implantes de gel de silicona altamente cohesivos, también conocidos como implantes mamarios “gomosos”, están actualmente disponibles en muchos países y contienen un gel muy estable, que previene la aparición de ondulaciones en la cobertura del implante. Actualmente muchas marcas están desarrollando este tipo de implantes que cada vez se utilizan más! La nueva línea de implantes mamarios Natrelle INSPIRA “Cohesivo” es la más reciente en la categoría de implantes mamarios denominados implantes “gomosos”, que están especialmente diseñados para aquellas mujeres que están interesadas en aumentar su plenitud mamaria.

Los implantes mamarios salinos pueden sentirse como “globos de agua”, mientras que los implantes de silicona se sienten más como las mamas naturales. Con los implantes salinos, es fácil encontrar fugas, pero con los implantes mamarios de silicona, requieren exámenes de resonancia magnética 3 años después de la cirugía de mama, y ​​luego cada año siguiente después de la primera resonancia magnética, para buscar fugas que pueden no ser palpables o visibles en el examen clínico. Continua leyendo aquí!