Aspectos a tener en cuenta del implante anatómico

Cuando de implantes mamarios se trata, siempre y cuando se elijan productos de excelente calidad como los que ofrecen Allergan, Mentor, Arion, etc; a la hora de someterse a un aumento mamario, puedes relajarte y confiar en que ese par de implantes que literalmente cambiarán tú vida. No obstante, no es suficiente contar solamente con la calidad del implante, pues hay otros aspectos a tener en cuenta que definen cuán exitosa es la mamoplastía. Y cuando se trata de implantes anatómicos, recomiendo tener en cuenta lo siguiente.

¿Cuáles son algunos de los aspectos negativos de los implantes mamarios anatómicos?

No es suficiente contar solamente con la calidad del implante, pues hay otros aspectos a tener en cuenta que definen cuán exitosa es la mamoplastia.
No es suficiente contar solamente con la calidad del implante, pues hay otros aspectos a tener en cuenta que definen cuán exitosa es la mamoplastia.

Si bien es muy poco probable que suceda, es posible que los implantes anatómicos “giren” sobre su lugar de colocación. Debido a esto, todos los implantes anatómicos vienen con una superficie texturizada, que permite la adherencia de la cobertura sobre el tejido interno de la mama, para mantener el implante en la posición correcta. Otra particularidad del implante anatómico es su relleno consistente, que generalmente suele ser de gel de silicona cohesivo, ya que la firmeza de su composición permite que el implante tenga forma de “lágrima”. Debido a las características del implante de tipo anatómico, la técnica del procedimiento de colocación del mismo es muy importante y por ende, es vital que elijas un cirujano con experiencia en la colocación de este tipo de implante. El “bolsillo” donde se coloque las prótesis debe ser creado con precisión. De no ser así, aumenta el riesgo de que el implante cambie de posición. Si el implante llegará a girar, necesitarás someterte a una cirugía para volver a poner el implante en la posición correcta.

¿Qué otras diferencias tienen con los implantes redondos?

Los implantes anatómicos tienden a parecer poco naturales cuando uno está acostado o en una posición horizontal. Esto es porque mantienen su forma de la “lágrima” y, por lo tanto, también la proyección perpendicular al torso. En este caso, los implantes redondos tienden a separarse hacia los lados, tal cual sucede con un busto natural, cuando el cuerpo se encuentra en posición horizontal. Por último, los implantes anatómicos tienden a costar más que los implantes redondos, por su cuidadoso proceso de fabricación y forma. De todos modos, los implantes anatómicos no dejan de ser una opción espectacular para muchos pacientes y muy rara vez se presentan incidentes relacionados a la forma del implante.