Problemas que se pueden generar durante la lactancia

Algunas investigaciones sugieren que las mujeres con implantes mamarios son más propensas a tener complicaciones durante la lactancia, que aquellas mujeres que no han tenido ninguna cirugía de aumento mamario en absoluto. Muchas mujeres que buscan someterse a un aumento mamario y a su vez, tienen en mente convertirse en madres algún día, suelen creer que una posible ruptura del implante mamario fuera la única razón que pudiera ocasionar algún problema durante la lactancia. Independientemente de que se hayan escogido excelentes implantes con seguras cubiertas como INTRASHIEL de Allergan, hay que tener en cuenta que existen otros factores a tener en cuenta para prevenir incidentes durante la lactancia. Aquí es clave entender la incidencia del método de colocación y la incisión, que se elige al situar el implante en la mama durante la cirugía.

Muchas mujeres que buscan someterse a un aumento mamario y a su vez, tienen en mente convertirse en madres algún día, suelen creer que una posible ruptura del implante mamario fuera la única razón que pudiera ocasionar algún problema durante la lactancia.
Muchas mujeres que buscan someterse a un aumento mamario y a su vez, tienen en mente convertirse en madres algún día, suelen creer que una posible ruptura del implante mamario fuera la única razón que pudiera ocasionar algún problema durante la lactancia.

Primero vamos a repasar los métodos más comunes que se emplean en el aumento de mamas y cómo se relacionan éstos con la lactancia materna. La colocación de un implante puede situarse debajo del músculo pectoral, o sobre el músculo pectoral. En los Estados Unidos, se suelen colocar por debajo del músculo. Este lugar de colocación, no interfiere en absoluto con el las glándulas y tejidos productores de leche materna. Esto reduce el riesgo de que cualquier infección relacionada con la lactancia, se extienda al área de los implantes. De todos modos, los implantes que se colocan sobre el músculo pectoral, también permiten que la mujer pueda seguir amamantando, sin problemas.

El siguiente punto a considerar es la incisión que se vaya a utilizar. Las incisiones transaxilar, transumbilical e inframamarias, permiten procedimientos quirúrgicos que no se aproximan a los canales que transfieren la leche. En cambio, la incisión areolar puede presentar riesgos. Con una incisión areolar, pueden dañarse los canales que conducen al pezón. De todos modos, al existir muchos conductos mamarios en la mama de la mujer, posiblemente no se manifiesten alteraciones y se permita la lactancia materna normalmente.

 

SIGUIENTE PÁGINA >>