7 consejos importantes para conseguir tu tamaño perfecto. Parte 1

Es posible que no quieras oír esto, pero vamos a decir de todos modos: es necesario olvidar pensar en el tamaño de la taza. Las mujeres tienden a pensar en tamaños de taza, porque es así como compramos nuestros sujetadores. El comentario más común que se escucha en la oficina de un cirujano es: “Me gustaría tener una taza C”. Pero ésto lo podríamos traducir a un: “Quiero que mis mamas se ajusten al resto de mi cuerpo”. Esto se debe a que el tamaño de la taza para los pacientes que tienen un aumento mamario es una medida muy subjetiva. Todo el mundo lleva sus sostenes de manera diferente y cada fabricante de sostén los hace de manera diferente. Ahora ya sabes que el tamaño de la taza no es realmente una buena manera de averiguar qué es lo ideal para ti. Por ésta razón y muchas más, sugerimos que utilices los siguientes consejos el día que decidas el tamaño ideal para ti.

Personalidad

Piensa en tu personalidad (extrovertida o tímida) y en cómo quieres ser percibida por los demás. Luego, asegúrate de transmitir esto a tu cirujano. Las mamas que son más grandes de lo que sería considerado como proporcional, pueden adaptarse muy bien a tu estilo.

Actividad física

Tu rutina de actividad física es algo que deberías tener en cuenta. Si eres de salir a correr o te dedicas seriamente al deporte como un atleta, querrás elegir implantes que no interferirán con tu rutina de ejercicios.

El comentario más común que se escucha en la oficina de un cirujano es: "Me gustaría tener una taza C". Pero ésto lo podríamos traducir a un: "Quiero que mis mamas se ajusten al resto de mi cuerpo".
El comentario más común que se escucha en la oficina de un cirujano es: “Me gustaría tener una taza C”. Pero ésto lo podríamos traducir a un: “Quiero que mis mamas se ajusten al resto de mi cuerpo”.

Tu estás a cargo

Si tu cirujano trabaja con implantes certificados por la FDA como Allergan y Mentor, puedes confiar en la calidad de las prótesis, pero si bien tu cirujano debe ser tu guía en todo momento, él no debería dictar qué tamaño debes tener. Sin embargo, puede pasar que tu cirujano no te recomiende utilizar el tamaño que deseas. Si este último fuera el caso, es posible que deseen tener que conversar detalladamente sobre tus ideas y objetivos del aumento mamario. Es importante que te sientas cómoda de que tu potencial cirujano plástico, ha pasado el tiempo adecuado contigo y que no está desestimando tu opinión. Si te sientes excluida del proceso de toma de decisiones, encuentra otro cirujano plástico que te guíe como mereces.

 

SIGUIENTE PÁGINA >>